domingo, 22 de marzo de 2009


Alienación, alineación, palabras en orden que intentan re-colocar mi vida.
Todo va siguiendo una lógica, todos esos elementos se me sitúan ante mí de manera que yo los ponga en serie.
No me gusta nada más que mi orden, ese que a veces tiende a la manía. Ese que coge los lapiceros y los vá situando por tamaños, por colores, de más grande a más pequeño, de más intenso a más claro.
Como todo lo que rodea, como casi todo, siempre sigue un cierto amaneramiento en sus formas. Si las cosas las tengo por orden alfabético mejor, si están por conceptos mejor aún, si siguen una línea recta sé seguro que así no me saldré del borde.
Borde:pequeño márgen que recoloca mi vida
Vida: algo que se me concedió en su día para ser y estar
No seguiré...me perdería y no es precisamente lo que quiero. Todo lo contrario, tan solo me busco, tan solo quiero dejar, al menos a veces, de alinear tanto mi historia, de saltarme lo que quiero, de mezclar los azules con los verdes, de que sea posible que al menos un lápiz me quede sin sacarle punta.
Al ver esa mano, esa imagen que sitúa esa mano para que vaya haciéndolo me ví reflejada al instante.
Colocaré a mis amigos, a mis no tan amigos, a mis amigas, a mis olvidadas amigas, a mis amados, a mis amantes, a mis leales, a mis infieles, a mis...
Creo que voy a necesitar más de una vida y más de una mano.

1 comentario:

  1. Un instante, dejarse solo "arrastrar" por lo que viene...quien sabe si sea posible, sin pensar en consecuencias, dejarse desordenar la vida un rato, quien sabe ...
    Un abrazo, muy intensos pensamientos.

    ResponderEliminar