domingo, 23 de diciembre de 2012

Felices Fiestas!! Feliz Año Nuevo!!


La palabra de cuatro letras más usada: "AMOR"...prácticalo.
La palabra de cinco letras más rápida: "RUMOR"...ignóralo.
La palabra de seis letras más necesaria: "PERDON" ...aplícalo.
La palabra de siete letras más satisfactoria: "NOSOTROS"...úsala.
La palabra de ocho letras más agradable: "SENCILLEZ"...entrénate.
La palabra de nueve letras más esencial: "CONFIANZA"...ten fé .

A los que están solos,
a los que gozan de compañía, 
a los que tienen todo,
a los que nada tienen, 
a los que lloran,
a los contentos.

A los que añoro, a mis amigos, a mi familia...a quienes no están cerca de mí ya.

             FELICES FIESTAS!!!

Es mi mejor mensaje, mi mayor deseo, mi máxima ilusión...y que el año entrante os llene de paz, felicidad, alegría y salud como os desearía todos y cada uno de los días que existís.
Gracias siempre por estar, gracias a todos.


lunes, 9 de julio de 2012

Guapa, guapa ..y guapa.



"Cuando me miras morena,
de dentro del alma un grito me escapa,
para decirte muy fuerte guapa, guapa y guapa"

Julio. Un mes con más de una fecha especial. Un mes en el que los sanfermines, tu fiesta por nacimiento iluminaron mi cara de alegría desde muy pequeña levantándome para ver juntas los encierros hasta una fecha como hoy, en plena fiesta, que jamás podré olvidar.
No sé si hacía frío ó calor aunque alumbraba un tímido sol, tan solo sé y es cuanto puedo recordar que mi cuerpo temblaba, tiritaba y me sentí como una hoja desvalida mecida por el dolor.
Una llamada inoportuna a las 5 de la mañana me hizo presagiar lo peor aunque todo iba bien dentro de los parámetros establecidos. A las 8 entrarías en quirófano y volveríamos a ser y estar. Te había dejado pocas horas antes, justo para darme una ducha, cenar y descansar un poco antes de ello. Te había dejado viendo la repetición del encierro y tan solo te encontré sola y rodeada del silencio que a mí se me hizo más eterno.
"San Fermín que todo lo vé..." retumbaba en mis oidos mientras nunca habías cesado de cantar, de mirarme y besarme.
Se pueden sentir muchos dolores, lo sé por experiencia, dolores diarios pero jamás ese dolor que te aprisiona el corazón y te embota la cabeza. No sentí más que dentro de mí un desgarro como una ola que me arrasaba por dentro sin apenas dejarme dibujo alguno mientras no sabía donde colocar mis manos ni mis pensamientos.
"Estrella de los mares"...fué de lo primero que pasó por mi cabeza, esa hermosa canción entre marinera y devota que siempre hemos cantado entre lágrimas embargadas por la emoción.
Mi oido musical siempre lo marcaste tú a ritmo de cantares, de jotas, de coplas, de temas que sabías me arrancarían una sonrisa..desde los más bonitos a los más verbeneros. Tú siempre habías cantado de una manera especial y ese timbre de voz que gastabas resuena siempre haciéndome escucharte en mil canciones junto a mí. Hoy, al recordarte aún un poco más me siento felíz como me hiciste prometerte y sonreir, pero de mi garganta no es capaz de salir una sola estrofa sin ahogarme en el intento.
Aún puedo ver mi  mirada clavada en tí pensando lo hermosa que eras, lo guapa que estabas, la elegancia que lucías (aún sin tener dinero, lo sé), lo que te alegrabas con algo que te regalara, lo que te emocionabas con lo bien que me decias que escribía y cuánto te gusta escucharme.
Por eso hoy, como siempre, con mi mejor sonrisa y mi mayor angustia te sonrío, te canto aún ahogándome, te escribo ...mientras apenas consigo ver cuanto tengo delante.
Y, a ritmo de música escucho aquello que me decías al verme como si de la más bella muñequita linda se tratara, aquella estrofa de:
"y te diré hasta la muerte, guapa, guapa y guapa".

Gracias por todo mamá. Por hacerme sentir buena persona, hacer de mí alguien sensible, admirar los valores, llegar a ser felíz dentro de una canción ó de un escrito.
Te quiero...siempre te quise y así te lo hice saber. Hoy me alegro mas que nunca poder habértelo dicho en vida. Sabías de mi adoración, de mi entrega sin piedad.
Te quiero mamá. Hoy, como siempre mi pequeño homenaje que nunca te faltará mientras yo sea capaz de juntar dos simples palabras que lo encierran todo.

Mi cabeza se llena de recuerdos, el mar los vá borrando poco a poco para dejarme los que necesito. La música me acompaña en mi andadura y tus sanfermines, y mi sonrisa ....tu sonrisa,serán nuestra seña de identidad siempre.
Cerca del mar, nunca te faltará una rosa. La más bella como tú...


miércoles, 14 de marzo de 2012

Sola...


Me encuentro desnuda y triste, acurrucada en mí misma retorciéndome de dolor. Cerca del mar que me mece, que me llama, que me habla, que se ha hecho inseparable..que siempre ha sido mi mejor y más fiel compañía.
Tantas veces me ha visto llorar, callar, gritar, que hoy al verme me ha cercado en un pequeño islote para fundirme en su vaivén, para sofocar mis ahogos repentinos, para unir su salitre a mis lágrimas que a fín de cuentas solo son sal.
Sabe que así puedo permanecer un día trás otro, mecida por sus cantos de sirenas intentando superar con su oleaje mis sonidos que se hacen como yo casi imperceptibles.Tiene más voz y más fuerza, tiene más vida, sabe que me puede aunque a veces me deje a flote, pero no me engaña...cuando me descuido me tumba y guiñándome un ojo me hace saber quién manda, quién tiene el poder.
Me conoce desde pequeña, lidia mis temores y mis dudas con dulzura y..las acepta. Sabe que soy imperfecta, sabe de mi genio endemoniado y me envía una ola como respuesta, nota que me balanceo, nota que tiemblo y solo me envía un poco de espuma hasta verme sonreir.
Sabe de mí cuando algo me duele tanto como cuando le devuelvo su sonrisa. Sabe de mis aislamientos, de ese tragar silencios, de ese amor..esos amores secretos que siempre ahogará conmigo.
Maldita memoria! Olvida todos los recuerdos excepto los que quiero olvidar. No es buena consejera. No rememora apenas los buenos momentos pero sí es experta en traer un adiós.
Y, me he cansado de despedidas,
y me he cansado de que me quieran con condición,
y me he cansado al pensar que el tiempo borra, porque tan solo dormita,
y, me he cansado tanto que ya, no sé esperar.

Ahora que no te oigo aún puedo escucharte
ahora que apenas te leo aún puedo esperarte
ahora, que ya es muy tarde
mi corazón vá dejando de latir tan fuerte
solo, vá dejándose llevar.
Ahora, ya no espero nada.

Tristeza es tener a quien amas a kilómetros y sentir que lo tienes muy dentro, es querer besarlo y no poder, es llorar a solas y odiar las noches amargas, es tener vida y no querer vivirla, no tener ánimos para ello.

Nadie debería amar hasta entregarse por completo aunque eso es lo que pongan los buenos manuales amatorios. No, no debería hacerse porque te dás tanto en esos instantes que cuando te miras te éncuentras desnuda, vacía y con tu soledad.

Y, en ocasiones ni siquiera hay mar, no hay olas, nada ni nadie te mece...ni tan siquiera el viento..nada ni nadie ahoga tu llanto y por haberte dado de ésta manera te quedas desnuda contigo misma
Sola...

"Estés donde estés siempre miraremos la misma luna
estés donde estés siempre nos llegará el sonido del mar.
Escucha su eco, y podrás tenerme tan cerca como deseabas".