martes, 16 de agosto de 2016

Si me buscas..



Si alguna vez sientes que estoy lejos,
que me pierdes, 
que no me encuentras,
que no soy yo
busca entre las páginas de un libro,
y en un poema, entre sus renglones,
saldrán margaritas en tu búsqueda.

Fácil manera de encontrar mi corazón




miércoles, 9 de diciembre de 2015

Ermitaña errante...


Esa mujer encogida
que pasea desangelada
con frío en el rostro y
helado el corazón.

Abrigada siempre, encendida por dentro
cobijada en sí misma...esa puedo ser yo.

Ermitaña errante en busca de cobijo.

lunes, 22 de diciembre de 2014

Felices Fiestas!!




Siempre deseo lo mejor a quienes están cerca de mí. Siempre tengo un cariño a mano para dejar a quienes son mis amigos. Siempre estoy a su lado, o intento dar lo mejor que tengo a quienes quiero.

Siempre echo en falta a alguien, siempre me siento más cerca de las personas que en otras fechas, siempre estaré en el corazón de quienes me saben amiga.

Hoy, mañana y toda la vida os desearé lo mejor. El resto de la magia, sé que la colocará la Navidad.

Gracias por compartir vuestro tiempo conmigo.


Un abrazo.

miércoles, 24 de septiembre de 2014

Nada...


A veces queda eso...nada.

Ese vacío entre tus manos que rodean,
ese querer rodearte, tenerte entre mis manos,
ese desear coger tu cara y besarte,
ese estar cerca, sentir tu aliento,
ese verme desnuda esperándote,
ese tiempo que tuvimos, que no está.

A veces queda eso...nada.

martes, 8 de julio de 2014

Atragantada por el dolor...



Herida por siempre. Dolida en vida.
Atragantada por una rosa que me atraviesa la garganta.
Apenas puedo permitirme respirar.
Cuando te pienso, cuando te espero, cuando te sueño...
cuando sé que no estás mi vida por días se escapa a la tuya.
Es como un reencuentro. No dejarte marchar.
Olvidar ese echar de menos. Abrazarte y reír, reír a carcajadas.
Cantar. Cantar jotas contigo, soltar algún refrán.
Esperarte. Buscarte con la mirada perdida en el cielo,
perdida en el mar, perdida hasta en sueños.

Has sido ese amor entregado que apenas pedía a cambio mas que una sonrisa, una buena palabra. 
Siempre lo he hecho, siempre me ha parecido poco para lo que mereces, siempre seré tu niña, siempre eres mi madre...aunque ya no estés.

Siempre mantuve que el amor de una madre no se puede tener dos veces ni tampoco perderlo. Sería demasiado ....Siempre mantuve que la cercanía hace el cariño, que el abrazarte, el rozar esa piel de mujer que solamente te envía sonrisas hasta en tu peor momento , es primordial. Siempre mantuve que vivir sin ti nunca sería lo mismo. Sé que no hace falta que te lo diga, sé que lo sabes, sé que no necesitas halagos en demasía, sé que te conformas con que te recuerde, con que no te olvide...pero los mereces. Nunca sabría expresarte bien cuánto te necesito, cuánto!!

Mi garganta atravesada por esa herida clavada no cicatriza. En ocasiones parece que duele menos, en ocasiones parece que sé disimular mejor. En ocasiones mantengo la compostura. En ocasiones, lloro desconsoladamente.

No me hace falta extenderme más para decirte, hoy y siempre que te quiero. Que te llevo en mi corazón día a día, que eres esa persona, mi madre, con quien he compartido si no los mejores momentos, parte de ellos. Que siempre me tendrás contigo y en ti, porque es imposible que las madres mueran. Nunca mueren del todo, sé que su corazón les guarda un rincón muy especial. Muy especial...

El tuyo está pegado a mí. Permíteme ser esa sombra que me enseñaste a ser. Permíteme que cada día te extrañe. Y, como me enseñaste, permíteme que continúe sonriendo al mundo mientras mi vida continúa atragantada, mientras en ocasiones la alegría se torne extrañeza. Mientras hay espinas que se niegan a dejarte respirar. Que me atragantan..

Hoy y siempre, mi mejor "te quiero" mamá.


Imagen: Yung Chen Lin












lunes, 7 de abril de 2014

Ausencias


No soy mujer de ausencias. No soy mujer de olvidos. No me sirven las personas inconstantes, las que no son comprometidas, las que se ausentan.
No censuro ni califico. No justifico ni acuso. No me valen las excusas banales que solo me conducen al desasosiego.
Quizá me entregue demasiado. Quizá el problema sea yo. Quizá espere que me respondan en la misma medida. Quizá no soporte el silencio como respuesta.

Quien me conoce sabe que siempre estoy. Quien poco sabe de mí puede certificar que no suelo aislarme demasiado. Quien apenas me siente puede notar la cercanía de mis palabras porque intentan meterse en las suyas entremezclándose.
No comprendo esos silencios de días, de semanas.....menos aún de meses.
No comprendo que alguien pueda dejar pasar el tiempo y no tenga un momento para decirte algo. No, no lo entiendo. Las ausencias me matan.

Noto el desinterés. No es que necesite siempre un coro de respuestas, ni aquí ni en la vida real. Pero que alguien de tu entorno se olvide que existes es una puñalada para quienes aún nos llamamos sensibles.
Puede que el engranaje sea así y me haya quedado colgada de una de las vueltas de esta noria que es la vida. Puede que sí... Pero puede que las personas nos estemos haciendo cómodas, irreverentes, lejanas, descorteses, egocéntricas y poco amistosas. No sé de qué sirve un número elevado en nada si lo que sirve es la calidad y esa siempre es minoría. Puede que el problema grande sea ese, que alguien de tu minoría se haya ausentado sin más, sin comentarlo, incluso sin porqués.

No sé qué me pasa. Quizá la primavera me haya dejado nostálgica, quizá en ocasiones cuando no se qué decir sea cuando me planteo esta triste situación. Esta situación, que solo por ahogo, por distancia, por falta de confianza, por alejamiento....me conduce a la palabra inicial, a ausencias.
Sé que soy muy de piel. Sé que soy muy cercana. Sé que intento estar pendiente siempre de cuanto puedo. Sé que nada bueno me aportan esas lejanías que en lugar de ir arrinconando me entristecen.

La melancolía se apodera de mi vida. Con todo mi dolor es hora de cerrar la maleta, hora de encerrar en ella ese vacío que me rodea y engulle tiempo, eso que aunque clame no hay, ese lazo de unión roto que pocas veces se arregla, que pasa a llamarse....ausencias.

" Hay tantas soledades como personas solas " Antonio Gala.

viernes, 20 de diciembre de 2013

Felices Fiestas..


Felices Fiestas!!!

Soy una persona a la que nunca le ha atraído la Navidad. No, no es de ahora, no es nada nuevo, es desde pequeña. Esas sonrisas que solamente brotaban en esas maquilladas caras, el saludo de quien el resto del año ni te conoce, los repetitivos días de decir: "Felíz ...algo", siempre pudieron conmigo, con mi manera de ser siempre tan igual.
Quiero sentir cada día la Navidad. Quiero que todos seamos amables cada día. Quiero que un árbol, una flor, un corazón, una frase, el sol, el mar, un poema, mi familia y mis amigos sean como hasta ahora sensibles, amables, sinceros, y muy muy cercanos. Y que la Navidad la disfrute cada persona como mejor pueda y quiera. Y, que la familia existente se mantenga unida sin olvidar nunca a quienes ya no nos acompañan. Y que el dolor, (aunque sea un poco), desaparezca de la vida de quienes lo padecemos de continuo. Y, que intentemos que los buenos propósitos de cada año los hagamos posibles en nuestro día a día.

Siéntete bien y muy alegre con lo que tienes. Y, aprende a entregar a los demás mucho más de lo que nunca esperes recibir. De esta manera sabrás en qué consiste la verdadera felicidad llena de ternura.
Todo esto, y cuanto callo, que sé que muchas personas ya me conocéis de años es todo cuanto encierran mis buenos deseos. Sé que siempre he sido un poco ilusa al respecto, pero por ello jamás cesaré en mi empeño.

Que nunca falte un amor, un sueño y una ilusión en vuestras vidas.
Que jamás os falte una persona amiga y podáis confiar en ella.
Que la familia, los amigos y los sueños sí sean la Navidad que necesitas. La única real.

Mi abrazo más cálido en estas fechas, y siempre...

Imagen: Juan Romero.