domingo, 24 de mayo de 2009

Melancolía..


Me acerco al mar..en solitario.
Me invade una extraña sensación, una especie de retroceso en el tiempo que me hace sentirme niña.
Recuerdo que hace ya años, me gustaba quedarme contemplando el mar. Siempre me ha gustado esa sensación de paz, de calidez..siempre me ha gustado ese sonido de mi mar que venía a romper a la orilla dejándola cargada de espuma.
Transcurriendo una estación tras otra, las gaviotas llenas de vida recorrían aquel mar que tan inmenso me parecía, me parece, mientras el último barco pesquero iba llegando a mi costa.
Hoy..recorro a menudo ese mismo paseo.
Puedo ver a aquella niña, menudita, traviesa, todo ojos que se quería beber el mundo de un sorbo. Hoy...esa niña que llevo dentro solo aparece por días, solo se reconoce por horas..
Hoy..esa niña, ya mujer se invade de tristeza y dolor muchas veces y ahoga sus lágrimas y penas en ese su mar que tantos secretos lleva con él.
La melancolía, la angustia, el deseo, la avidez de ternura, ese pequeño roce de romanticismo que se me escapa con una mirada...lo deposito en el mar.
Tiene que llegar a puerto.
Tiene que seguir su curso.
Tiene que saber qué camino es el más acertado.
Tiene que ser quien reconduzca a aquella niña, hoy mujer, que perdida y en silencio
tan solo disfruta de su mar y
añora aquellos años presa de alegría,
mientras se acerca, mira, y nota que el mar y las lágrimas tienen algo en común, algo que le es muy familiar...
su sabor salado y su recorrido.
La melancolía tiene un nombre...lágrimas de mujer.

23 comentarios:

  1. Tus lagrimitas y tus lágrimas cruzaron este océano, por esos gestos tan nobles que siempre nos guarda el mar. Y llegaron a mi orilla como una canción sublime de esperanza y libertad.
    Las guardo y cuando tú llegues se tornarán dos sonrisas de purfo amor y amistad.
    Besos, abrazos y muchas gracias, amiga.
    El REL

    ResponderEliminar
  2. Un hermoso escrito.. se siente la melancolía compañera mía por mucho tiempo..

    excelente

    saludos fraternos
    un abrazo

    besos

    ResponderEliminar
  3. Bellisimo ...creo que todos nos sentimos asi algunas veces ...felicidades .

    Cuidate ....un besito :)

    ResponderEliminar
  4. Que forma mas bonita de expresar los sentimientos, !cuanta tristeza!...es bueno llorar pero amiga cambia el chip es mejor reir..

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
  5. Bello relato , tambien ne recordò mi infancia y adolescencia, senti desfilar ante mis ojos momentos de aquellos dìas donde la felicidad era moneda corriente. Hoy con el paso de los años se esfuman las vivencias pero al leerte renacì a ese tiempo
    Besos
    Lydia Raquel Pistagnesi

    ResponderEliminar
  6. REL gracias...
    Me alegra que aunque haya cruzado mares hayas podido darme un abrazo. Tu amistad hace que me sienta más cómoda aún y..sonría.
    Recuerda que a veces no hay distancias.
    Te dejo mis besos.

    A Payés..gracias por dejar que me sienta cerca.
    A veces..es todo lo que se necesita
    Un beso

    Selene, así es.
    Algunas veces recuerdas cosas del pasado y llegan a emocionarte por su carga.
    Gracias por estar.
    Un beso.

    Estela, agradezco tu comentario.
    Pero no es cuestión de cambiar el chip, es que algunas veces la melancolía de años..de hace mucho tiempo rememora secuencias que ni recordabas.
    Parece triste, pero a la vez es un repaso de recuerdos cargados de alegría, un paso de niña a mujer.
    Un beso

    Lydia Raquel Pistagnesi, solamente con que por unos momentos haya conseguido trasladarte a aquellos años donde todo era felicidad...tan solo con eso, con hacerte llegar a algún recuerdo de tu infancia, ya es meta lograda.
    Siempre..besos

    ResponderEliminar
  7. Me llevaste otra vez a mi mar. Gracias.

    ResponderEliminar
  8. Ojalá que protejas esos sentimientos de niña inocente y traviesa...

    Son los que te van a llevar a otras playas, plácidas y llenas de colores...

    Te dejo un besote enorme
    y un abrazo de oso, PRINCESA!!!

    ResponderEliminar
  9. Nunca hay que perder al niño que se lleva dentro.
    Gracias por la visita.

    ResponderEliminar
  10. Me gusta,gracias por acecarme el mar,por recordarme de nuevo su fragancia.
    Siempre hacia delante eh?????que no te vea yo andar para atras como los cangrejos!!!!
    Un beso guapetona

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola, princesita!.
    Son lágrimas de mujer; de niña; de sirena. Son lágrimas amargas pero llenas de vida. Son lágrimas que nos demuestran que sentimos, que vivimos en una lucha constante con nosotros mismos.
    Son lágrimas que luchan contra otras, para darse cuenta que tras la batalla absurda, lo mejor es unirse con otras lágrimas que ya, arrepentidas de esa tristeza, revolotean en el mar saltando unas sobre otras, formando tal baile de alegría que con su enorme fuerza provocan las olas del amor. Esas, esas últimas son tus lágrimas princesa del mar.

    Como ves, no me he ido. Gracias por tu último comentario. Y en breves minutos, la primera parte de otro relato. Para que tus lágrimas, ya alegres, despierten con el alba al lado del sol.
    Un besazo, ciudadana.
    http://ventanademarbella.blogspot.com

    ResponderEliminar
  12. La melancolía duerme conmigo cada noche, pero voy aprendiendo a darle la espalda poco a poco...

    Un beso grande.

    ResponderEliminar
  13. Hola Princesa, que bella entrada nos dejas hoy.Pienso que al llorar,nos vemos reflejados como niños en las lágrimas derramadas, y en las tuyas he visto a la mujer,a la niña,la gaviota y tu querido mar.
    Hace muy poco, una buena amiga me dejó una frase sobre las lágrimas:"las lágrimas(de tristeza) creo que ayudan a lavar y cuando son de emoción o de alegría sirven para regar."
    Un beso

    ResponderEliminar
  14. Es como si me estuviera viendo por un agujerito metido en el personaje que describes. Yo descubrí el mar pasados los 25 años y me quedé en él. Pero lo que siente esa niña-mujer, lo siento yo con mi pantano, a dos pasos de lo que fue mi casa durante media vida, al norte de Palencia, a la vera del río carrión. Cuantas lágrimas se llevó ese río. Besix

    ResponderEliminar
  15. El mar es mi refugio, alli dejamos nuestros sentimientos. Hoy tu reflexión es melancolia pura, muy bella.

    Un cordial saludo.

    Rocío

    ResponderEliminar
  16. Esa añoranza de la niña en la mujer, la plasmaste de manera que uno lo siente

    Gracias por estar cerca.

    ResponderEliminar
  17. Hola,
    Entre a su blog por curiosidad des del blog de Francisco. Realmente no me arrepiento de haber entrado, es hermos su mundo, lleno de tantas palabras que iluminan unos momentos de su vida y que nos llegan misteriosamente entre sueves sonidos, con versos y relatos escritos por manos temblorosas, al sentir de cada pedazo de una alma perdida en el viento cubierto por un abanico de sueños.
    Un saludo.

    Raziel

    ResponderEliminar
  18. princesa_, tengo un pequeño detalle en mi blog para tí. Gracias por preocuparte por mí, yo ya sabes donde me tienes. ¿Cómo va la vida?
    besos
    hs

    ResponderEliminar
  19. Muchas veces paseo sola por la orilla de la playa, me encanta esa sensación de paz, de tranquilidad, como dices tu.. de melancolía, si.
    No pierdas nunca a esa niña, aunque sólo sea por momentos, déjala salir, ella te ayudará a encontrar el camino,llora como una niña y sonrie como la mujer maravilosa que eres.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  20. Hola Princesa! Gracias por visitar mi blog y por tu comentario. Claro que me interesa lo que me has comentado que tienes del PUEBLO AZUL, mi correo es nadiedr@hotmail.com
    Muchas gracias y me gusta tu blog! Lo añado a mi Reader.:D
    xau!

    ResponderEliminar
  21. Abríl. gracias a tí por pasarte por mi blog. Espero llevarte a tu mar..y donde consigas ser felíz. Un beso.

    Annie, cariño..gracias por tus palabras. Será difícil que deje de ser esa parte de niña que llevo dentro. Me sale a flor de piel. Un beso, tesoro.

    Menda, tienes razón. Aunque vivamos con nuestra edad debemos dejar aflorar aunque solo sea por momentos ese niño que todos llevamos dentro. Un saludo

    S. a tí como eres muy pecadora te llevaré a la mar a por naranjas cosa que la mar no tiene...Estoy convencida de que aún así saldrías con alguna en tu imaginación. Un beso y un millón de gracias por estar siempre ahí..y sobre todo por no dejarme ir marcha atrás. Mis cariños.

    Jose Manuel Beltrán gracias por tu blog y por venir a visitarme. Me encadenaré en tu publicación y sí, pasearé por tu tierra. Un beso.Miles de caricias en el alma por tan emotivas palabras.

    Jose, me alegra que te haya gustado. Gracias por pasarte, estaremos en contacto. Saca ese niño que aún eres...venga!!

    Diavolo, mi querido amigo. La melancolía es una parte de nuestras vidas, es esa sensación que nos invade y alegra, que nos dá sombra y hace que la mirada se nos congele.
    Si me necesitas...sólo acércate. Le daremos la espalda juntos a tu melancolía.
    Un beso especial.

    Sauce Llorón tu amiga tiene razón. A veces dejamos rodar alguna lágrima ya no solamente por tristeza, sino por recuerdos. Son lágrimas mezcladas de amor. recuerdos. añoranza y sentimiento. Un beso..y si tienes que llorar hazlo. Puede que a veces venga bien.

    Calvarian, siempre que un recuerdo nos hace derramar una lágrimas de añoranza merece la pena. Dá igual que sea mi mar ó tu pantano. De lo que se trata..es de sentir. Un beso.

    Rocío, bonita..Me alegro que así lo hayas percibido. Ojalá hayas disfrutado y sentido al leerlo. Un beso.

    Francisco Pinzón Bedoya, gracias a tí. Mi mérito tan solo ha sido plasmar mis sensaciones, el tuyo captarlas. Un beso por sentir conmigo.

    Raziel..gracias. Ya que has entrado, considérate en tu casa. Si escribo es con y por vosotros. Espero verte a menudo.

    Francisco J.Gil (hs) gracias???
    Más gracias???? Miles y millones de gracias???
    La vida ya sabes, es un deambular. Un subir y bajar, un llenar la estancia de sensaciones. Un beso enorme por aparecer, un beso por estar,un beso por ser así. Ya sabes dónde me tienes...

    una sonrisa gracias por tus palabras. A veces me siento tan reconfortada con lo que leo. que me apetece dejar "la sonrisa puesta"...al menos hasta que aterrizo. Me alegra que te hayas sentido identificada.Te acompañaré en algún paseo..y soñaremos en silencio.

    Encarna, gracias a tí. Agrego ahora mismo tu correo y te envío lo prometido. Un beso por pasarte..

    ResponderEliminar
  22. Oye que esencia para escribir, es muy profundo y lindo

    ResponderEliminar