miércoles, 24 de septiembre de 2014

Nada...


A veces queda eso...nada.

Ese vacío entre tus manos que rodean,
ese querer rodearte, tenerte entre mis manos,
ese desear coger tu cara y besarte,
ese estar cerca, sentir tu aliento,
ese verme desnuda esperándote,
ese tiempo que tuvimos, que no está.

A veces queda eso...nada.

4 comentarios:

  1. Pero cuánto me alegra leerte, Princesa, ni te imaginas, aunque tengas poco que contar, pero siempre es tan intenso y tan profundo, que me has alegrado tu presencia, aunque como dices, a veces no quede nada de nada, siempre puede haber algo.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  2. Queda el recuerdo, querida Princesa, algo que nada ni nadie te puede quitar. Si has sido feliz, ese es el premio, gracias a él has amasado unos versos como estos, tiernos, melancólicos y bellos. La vida sigue su camino lleno de sorpresas.

    Un beso enorme, querida amiga, y feliz fin de semana :)

    ResponderEliminar
  3. Muy hermoso poema, no todas las relaciones te dejan un vacío.

    Saludos a la distancia.

    ResponderEliminar
  4. Ni todas las relaciones quedan en ....... nada.
    Y tu lo sabes.
    Siempre, siempre, están ahí.

    Feliz Navidad, aunque no sea mas que una rutina.

    ResponderEliminar