viernes, 22 de julio de 2011

El puzzle de mi vida


Piezas sueltas, piezas que ván encajando, piezas que toman formas, piezas que faltan, piezas que sobran..si lo meditas solo un instante un puzzle es como la vida misma.
Todas las piezas son muy valiosas y la norma dice que se necesitan todas. También dice que en un puzzle "blanco" debes partir desde el centro e ir colocando las que le rodean. Yo he elegido hacerlo al revés, no sé si por aquello de los desafíos ó de llevarme la contraria como me suelo hacer.
No tiene forma ni dibujos, tan solo piezas que encajan. No lleva adornos, y nada quiere decir más que llegar a colocar esas últimas centrales. Es cierto que les presto atención a todas porque todas ván encajadas, pero no me molesto si me sobra en ocasiones alguna que gira alrededor. Son esas a las que no doy prioridad.
Las centrales, y sobre todo la última que coloco sí. Esas son tan importantes como puede ser mi vida. Son quienes si llevaran nombre lo pondría en mayúsculas siempre haciendo sombra a las otras.Pero hay algo que no debo olvidar aún priorizando: todas son importantes, todas necesarias.
Si me faltan, quedan huecos vacíos.
Si me sobran  no me enriqueceré como persona, ya que tan solo me habré hecho trampa a mí misma.
Al llegar a colocar la última, la central, esa que tanto me gusta y a la que tanto tiempo he dedicado hasta situarla le presto especial atención y la  miro y retengo en mi mano hasta colocarla entre las demás. Es como mi yo, como tú, como mi reflejo del día a día, como mi corazón y mi persona...ese lugar donde sabes que tienes un lugar preferente.
Hoy sí me sobran piezas, y no sé si colocarlas ó dejarlo así con ese aire gracioso y no tan completo. En ocasiones lo que haces tan perfecto te ahoga. Lo he decidido: prefiero dejarlas sueltas encima ó quitarlas y terminarlo así.
Qué me aportan? Nada de nada
Son necesarias?  Creo que nunca
Procedo a dejar mi última pieza, la central. Supongo que si sabes que estás en mi vida puedes verte muy cerca de mí. Sabes que siempre he estado y que siempre estoy (incluso cuando no lo parece) que mientras pueda a quienes me rodeais tan cerca jamás os faltarán ni mi sonrisa ni mis ánimos.
Me siento bien, tranquila, relajada..felíz. Puede que ésto produzca escozor en alguna que otra pieza pero esas precisamente son las que previamente por capricho ó tal vez a posta he desechado.
Tú tienes un lugar preferente en mi puzzle. Si lo miras, si me piensas, si me sientes, si me aceptas...sabrás dónde estás colocado siempre.

"Gracias a los que me han fallado una y otra vez, a los que hablan sin saber, a quienes van de amigos y no lo son, a los que sonríen a la cara y mienten a la espalda, a los que me han decepcionado, a quienes han roto sus promesas....Gracias a vosotros, hoy soy más fuerte"

Una amiga, muy amiga, que me conoce aunque apenas me vé, con quien he tenido miles de conversaciones, compartido miles de noches, silenciado nuestros peores momentos y llenando de vida cada instante que tenemos juntas me ha dedicado una entrada en su blog. Me ha hecho tanta ilusión que quiero que paséis por allí cuando os sea posible...ella se lo merece, y aunque no es demasiado dada a escribir todo lo que coloca son solo sus sentimientos...eso de lo que ella está llena. Su blog se titula:
http://hogarcata.blogspot.com/

Os aseguro que no os defraudará. Gracias Cata! Eso SI que es un premio.....sin más. Mi más sincero abrazo de agradecimiento. Ya sabes dónde estoy. Lo que menos importa es que el poema sea de Rocio del Valle, lo que realmente sí me ha llegado es que me lo hayas dedicado a mí......a tu princesa amiga. Como en todas las dedicatorias y música que hemos compartido: "a coger cacho".