viernes, 22 de julio de 2011

El puzzle de mi vida


Piezas sueltas, piezas que ván encajando, piezas que toman formas, piezas que faltan, piezas que sobran..si lo meditas solo un instante un puzzle es como la vida misma.
Todas las piezas son muy valiosas y la norma dice que se necesitan todas. También dice que en un puzzle "blanco" debes partir desde el centro e ir colocando las que le rodean. Yo he elegido hacerlo al revés, no sé si por aquello de los desafíos ó de llevarme la contraria como me suelo hacer.
No tiene forma ni dibujos, tan solo piezas que encajan. No lleva adornos, y nada quiere decir más que llegar a colocar esas últimas centrales. Es cierto que les presto atención a todas porque todas ván encajadas, pero no me molesto si me sobra en ocasiones alguna que gira alrededor. Son esas a las que no doy prioridad.
Las centrales, y sobre todo la última que coloco sí. Esas son tan importantes como puede ser mi vida. Son quienes si llevaran nombre lo pondría en mayúsculas siempre haciendo sombra a las otras.Pero hay algo que no debo olvidar aún priorizando: todas son importantes, todas necesarias.
Si me faltan, quedan huecos vacíos.
Si me sobran  no me enriqueceré como persona, ya que tan solo me habré hecho trampa a mí misma.
Al llegar a colocar la última, la central, esa que tanto me gusta y a la que tanto tiempo he dedicado hasta situarla le presto especial atención y la  miro y retengo en mi mano hasta colocarla entre las demás. Es como mi yo, como tú, como mi reflejo del día a día, como mi corazón y mi persona...ese lugar donde sabes que tienes un lugar preferente.
Hoy sí me sobran piezas, y no sé si colocarlas ó dejarlo así con ese aire gracioso y no tan completo. En ocasiones lo que haces tan perfecto te ahoga. Lo he decidido: prefiero dejarlas sueltas encima ó quitarlas y terminarlo así.
Qué me aportan? Nada de nada
Son necesarias?  Creo que nunca
Procedo a dejar mi última pieza, la central. Supongo que si sabes que estás en mi vida puedes verte muy cerca de mí. Sabes que siempre he estado y que siempre estoy (incluso cuando no lo parece) que mientras pueda a quienes me rodeais tan cerca jamás os faltarán ni mi sonrisa ni mis ánimos.
Me siento bien, tranquila, relajada..felíz. Puede que ésto produzca escozor en alguna que otra pieza pero esas precisamente son las que previamente por capricho ó tal vez a posta he desechado.
Tú tienes un lugar preferente en mi puzzle. Si lo miras, si me piensas, si me sientes, si me aceptas...sabrás dónde estás colocado siempre.

"Gracias a los que me han fallado una y otra vez, a los que hablan sin saber, a quienes van de amigos y no lo son, a los que sonríen a la cara y mienten a la espalda, a los que me han decepcionado, a quienes han roto sus promesas....Gracias a vosotros, hoy soy más fuerte"

Una amiga, muy amiga, que me conoce aunque apenas me vé, con quien he tenido miles de conversaciones, compartido miles de noches, silenciado nuestros peores momentos y llenando de vida cada instante que tenemos juntas me ha dedicado una entrada en su blog. Me ha hecho tanta ilusión que quiero que paséis por allí cuando os sea posible...ella se lo merece, y aunque no es demasiado dada a escribir todo lo que coloca son solo sus sentimientos...eso de lo que ella está llena. Su blog se titula:
http://hogarcata.blogspot.com/

Os aseguro que no os defraudará. Gracias Cata! Eso SI que es un premio.....sin más. Mi más sincero abrazo de agradecimiento. Ya sabes dónde estoy. Lo que menos importa es que el poema sea de Rocio del Valle, lo que realmente sí me ha llegado es que me lo hayas dedicado a mí......a tu princesa amiga. Como en todas las dedicatorias y música que hemos compartido: "a coger cacho".

45 comentarios:

  1. Bien dicho princesa!!!
    creo que el puzzle de la vida debe colocarse como dices, desde el centro, seria todo más fácil, partiríamos de la seguridad con nosotros mismos y probablemente no cogeríamos tantas piezas equivocadas y el tiempo de montaje hubiera sido menos complicado, pero yo me solidarizo contigo, también lo coloco desde fuera hacia dentro y conforme se va terminando y llegando al centro también estamos a tiempo de desechar todas esas piezas que están demás y pretendían engañarnos haciéndose pasar por parte de nuestro puzzle,
    el caso, que aun así hemos de empezar el puzzle muchas veces de nuevo.
    Me alegra leerte feliz.
    un abrazo enorme
    Pury

    ResponderEliminar
  2. Fuerte, como fuerte ha sido tu escrito...y asi es niña..lo que no te destruye te hace mas fuerte y las personas que describes al final mas bien nos ayudan a crecer...
    Besos...

    ResponderEliminar
  3. Es verdad, Princesa, la vida es un puzzle y nosotros somos quienes acomodamos las piezas. Todas son importantes, pero siempre están las que lo son mucho más.
    Tu gesto de dar las gracias a quienes no te han correspondido, es un gran gesto, un gesto inteligente.

    Un besote inmenso mi niña.

    ResponderEliminar
  4. Esa pieza, la ultima, no la coloques nunca, ni te la guardes en la mano...

    Esa pieza...mantenla siempre cerca de tu corazón.

    Y ponla nombre...en mayúsculas...seguro que siempre, aun fallandote, tendrá su hueco y podréis completar el puzzle una y otra vez siempre que lo necesites.

    Bonito, muy bonito...y ojalá todos aquellos que te lean sepan valorar lo que expresas y, lo mas importante, ..... Sepan cual es su lugar en cada momento.

    ResponderEliminar
  5. Cuanta razón tienes desde el centro, no terminarlo nuca porque cada vez habrán más piezas se hará más amplio, las piezas que te han hecho más fuerte tienen su lugar en el exterior siempre princesa y esa pieza importante, tu pieza, siempre a la verita de tu alma.
    Besotes

    Ah! perdóname por pasar de tanto en tanto es que llevo un lío, en fin que te dejo besos en conserva por si tardo

    ResponderEliminar
  6. Tu post me recuerda lo desastre que soy. Tengo piezas por todos lados, algunas que son importantes para orientar la estructura se me pierden, otras que lo son menos las tengo hasta repetidas. A veces se va la luz y otras el tacto no percibe bien las formas para encajar.

    Y encima, cuando tengo una parte, viene un terremoto y me las tira al suelo.

    Ay!

    Marpín y Ranita

    ResponderEliminar
  7. La vida es un puzzle y esa pieza central debes guardarla con mucho cariño...las que sobran son porque no te han aportado nada o ese aporte ha sido negativo.
    Me he encantado tu metéfora.

    Un beso de una princesa a otra

    ResponderEliminar
  8. increible , me ha encantado , es como si me hubiera leido a mi misma , te agradezco por compartir y te invito a conocer mi blog y mis escritos en : maite-cita.blogspot.com

    saludos desde Bolivia
    Maite

    ResponderEliminar
  9. Celebro tenerte de vuelta, realmente te he echado de menos.
    Los puzzles son pedazos de vida, de esa vida que construyes. Hay algunas piezas que parece que sobran, algunas veces pero al final todas son necesarias y encajan en algun sitio. Esa es la riqueza de la vida, poner cada cosa en un sitio...en el centro o fuera, saber donde encajar las piezas, fundamental.
    Besitos princesa...porque me apetece.

    ResponderEliminar
  10. Cuanta verdad en las cosas que has escrito hoy y parece mentira pero cuando más te fallan más aprendes sobre todo a hacerte fuerte...
    Un beso grande de Lunes y mil gracias por tu comentario en el Faro (te dejé otro comentario yo) ;) muakkkkkkkkkk

    ResponderEliminar
  11. Con tu permiso copiaré ese agradecimiento final.
    Lo suscribo totalmente.

    Besos.

    ResponderEliminar
  12. Es pronto para hacer inventario, princesa.

    Hay más puzzles por hacer. Y lo más chulo ej que algunas piezas encajan en varios.

    Te lo cuento para que me lo recuerdes cuando llore.

    Que sí.

    Biquiños.

    ResponderEliminar
  13. Hola Princesa!
    He venido a colocarme en tu puzzle, donde tú me has indicado... aquí estoy.
    Me ha gustado mucho conocer tu puzzle. Ya sé que tengo una pieza para cuando vaya a montar el mío ;-)
    Un besote y gracias.

    ResponderEliminar
  14. Me gusta tu blog y tu relato que me ha hecho estremecer,y que razón tienes ,aunque yo nunca he dado demasiada importancia a esos que te decepcionan,al final pienso, "no era como yo pensaba, no merecía mi tiempo ni merece ahora mis lágrimas",supongo que porque siempre tengo alguien más poqr ahí que sí merece la pena y a quien puedo ir a contar las penas.

    ResponderEliminar
  15. Cuando escribí mi proyecto final de carrera hace siglos, incluí una dedicatoria muy especial, que tras leer tu entrada, no puedo dejar de compartir contigo:

    "A los que nunca creyeron en mí,
    que nunca me apoyaron y que jamás estuvieron allí cuando les necesité,
    pues gracias a ellos pude ver el tipo de persona en la que no me quería convertir"

    ResponderEliminar
  16. A pesar de ser Princesa, eres la heroína del cuento. No pudiste describir mejor la vida en si. Aprovecho para agradecerte por darte una vuelta por el "correo". Créeme que me alegra tanto leer tus comentarios. Hace que valga la pena arriesgarme a escribir lo que pienso. Un beso enorme desde Lima. Se te quiere siempre, lejana amiga.

    Nos encontramos en otra carta...en otro cuento. Lo mejor para ti.

    ResponderEliminar
  17. Bonito y original Post...el complejo puzzle de la vida , con piezas que van sobrado, yo he aprendido a apartarlas y olvidarlas...no ha sido facil.
    Piezas que encajan, son las mejores, las que enriquecen, las que reconfortan , las que no te traicionan ni defraudan...son necesarias.
    Y al final, mas deprisa o despacio, todo va tomando forma, el tiempo pone cada cosa en su sitio , piezas o personas.
    Un beso Princesa.

    ResponderEliminar
  18. Describir la simpleza y complejidad de la vida con palabras es como intentar verla como un puzzle. Puede que lo completemos, pero siempre será sólo una representación de otra cosa.

    Y haces bien en darle las gracias a las piezas que parecen no encajar. Son como la sal y el azúcar: todos dicen que son malas para la salud pero están ahí. Tal vez llegue un día en que todos nos alimentemos de prana, pero mientras tanto, le damos la bienvenida a todas las piezas, porque aunque su destino sea convertirse en abono para plantas, están de alguna forma ligadas al puzzle perfecto.

    Abrazo!

    ResponderEliminar
  19. Me ha encantado ese final: es verdad! hay que agradecer a todos esos que nos han hecho personas mejores.
    Me ha gustado tambien lo de percibirnos como piezas sueltas... si, unas encajan mejor que otras, pero alli vamos, intentandolo. Y eso, es lo mas importante.
    Muchas gracias por tu visita, y un saludo!
    Mar.

    ResponderEliminar
  20. Muy buena la reflexión princesa, la vida es un puzle y nosotros los que vamos colocando las piezas,
    te deseo un feliz fin de semana.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  21. Todos tenemos un puzzle en nuestra vida y generalmente nos empeñamos en complicarlo más aún, quizás a veces es dificil ser consciente de ello...
    Me ha encantado leerte.Saludos.

    ResponderEliminar
  22. Princesa, me ha encantado volver a leerte, y tienes mucha razón en este escrito.

    La vida es como un puzzle en él vamos encajando las piezas cada día, con cada circunstancia vivida, todas merecen la pena, incluso, las malas, porque ellas nos hacen crecer, igual las personas, que vamos aprendiendo de cada una de ellas, porque la vida es un constante aprendizaje.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  23. Me encantan los puzzles, y es tal cual tu lo describes. Yo también empiezo siempre por el revés. ¿O empezar por el centro se hace solo con los blancos? Es que nunca he hecho ninguno.

    Las piezas que te sobran, no las deseches del todo, igual algún día encuentras un sitio donde colocarlas, pero bien lejos del centro ;)

    Un besito y buen domingo!!

    ResponderEliminar
  24. muchas gracias por visitarme y por tus lindas palabras, no sabes cuanto anima ver como a alguien me visita y que tambien le gusta lo que escribo, y gracias a mi gran amiga, parece que lo ire consiguiendo, un beso

    ResponderEliminar
  25. Yo también tengo un pequeño puzle,pero nunca colocaré en él la pieza más importante, esa me la reservo,la guardo para siempre junto a mi corazón.
    Te quiero preciosa

    ResponderEliminar
  26. No tires las piezas que ahora te sobran, ya verás como un día logras colocarlas todas.

    Gracias por pasar por mi blog y comentar.

    un saludo

    ResponderEliminar
  27. Saludos desde la Torre. Yo añadiría que muchas piezas son dinámicas, cambiantes con el tiempo. Las que antaño parecían imprescindibles se han ido colocando en el cuadro y finalmente han quedado en una esquina. En su día fueron centrales, pero hoy se acercan a los límites. A veces se salen del mismo. El cuadro tiene sus propios límites más allá de los cuales piezas que un día fueron de colores y brilantes hoy son oscuras y borrosas. Algunas piezas quedan relegadas y sin embargo otras se colocan en buena posición con el tiempo. No sólo las colocas tú. El puzzle tiene vida, dinamismo y de hecho las piezas interactúan entre sí.
    Cuanto más vamos avanzando en la vida, generalmente se va aclarando el panorama que un día era confuso y cambiante. Las piezas verdaderas se van colocando en la posición que le corresponde. Las falsas van desapareciendo de la parte iluminada del cuadro. Pero hasta la parte oscura eres tú.
    Es bueno salir del cuadro y contemplarlo de vez en cuando, no vaya a ser que exista alguna pieza descolocada por exceso o por defecto que no hayamos visto...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  28. Hoy vengo a dejarte un beso y a desearte un feliz fin de semana, preciosa.

    ResponderEliminar
  29. Al final del camino, absolutamente todo encaja.

    ResponderEliminar
  30. Hola pricesa espero ser una de las piezas qué encajen en ese puzzle...te quiero mi niña.
    un besazo.

    ResponderEliminar
  31. La spieza en la vida, las vamos colocando despacito, suavemente, una tras otra Princesa mía,que bella sos...tequiero!!!!

    ResponderEliminar
  32. Creo que en el puzzle de la vida nunca sobran piezas, simplemente nos dan una forma diferente a la que habíamos pensado originalmente.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  33. Muy buena la comparación del puzzle con la vida, con las relaciones de una persona...muchas veces nos equivocamos al colocarlas pero la vida las coloca con el tiempo en su sitio...gracias por visitarme...dos besitos.

    ResponderEliminar
  34. No tienes nada nuevo escrito, pero no importa, porque venía a darte las gracias por tus cálidas palabras, a dejarte un besazo enorme y a desearte un feliz fin de semana, princesa.

    ResponderEliminar
  35. Hola princesa, estoy de vuelta como los niños en el cole, con mucha ilusión por encontrarme con los compis que conocì el curso anterior,te dejo unas flores dibujadas en tu pupitre para cuando lleges tú.BIQUIÑOS.

    ResponderEliminar
  36. Hola,princesa, me apetecía venir a saludarte y dejarte un cariñoso abrazo, deseándote un feliz domingo.

    ResponderEliminar
  37. Me ha gustado tu forma de ver la vida, encajando piezas para ver la imagen completa de tu vida.Estoy de acuedo en una cosa: todas las piezas son o han sido importantes en la vida ..hallan fallado o no hallan fallado..todas han aportado afectos y emociones o si no, vivencias. Si, me gusta esa imagen, literária. En lo que no estamos de acuerdo es el puzzle. Nunca me gustó hacer puzzles. Siempre me faltan o me sobran piezas.

    ResponderEliminar
  38. Princesa estas bien cielo? espero que publiques pronto...besitos con mi ternura.

    ResponderEliminar
  39. Extraordianria metafora: puzzle/vida. Linda forma de ver la vida, encajando las piezas ahsta crear tu razon de ser.


    Merry Kisimusi!

    ResponderEliminar
  40. Hola Princesa, creo que esta es la tercera vez que leo este post, que me encanta... y como todo en mí, acabo de ver no te había dejado comentario, ¡estaba convencida de haberlo hecho!... ya sé que no le das importancia, pero hoy he pasado por aquí expresamente a desearte que seas lo más feliz posible estas navidades, y que el año que viene te traiga muchas sonrisas.

    Un beso y una abrazo, lleno de cariño, a quien plantó un dia un árbol muy significativo. Muak

    ResponderEliminar
  41. Gracias, preciosa, por tus palabras cálidas y de apoyo, hoy soy yo quién viene a darte un beso enorme.

    MUAKSSSSSSS.

    ResponderEliminar
  42. Me ha gustado mucho tu escrito, lleno de sentimientos y con un mensaje directo al corazón del otro. Tener esa pieza central,es principal, nunca la descuides, porque si no nada estaría completo en tu vida.

    Yo, muy al contrario, todos los puzzles los empiezo por los bordes.

    ResponderEliminar