martes, 27 de abril de 2010

Cuando hago tiempo..



Cuando no puedo dormir escribo, cuando me siento triste creo que escribo aún mejor.
Cuando a altas horas de la madrugada te localizo entre un correo, en algún lugar donde sé que podrás buscarme ó me telefonéas sueles decirme:
"Hola, qué tal...qué haces"
Mi respuesta suele ser: ...Tiempo
Tiempo para qué..inquieres.A ver cómo te lo explico..

Cuando te hablo, cuando te leo, cuando te escucho, cuando oigo ese tema que me has regalado, cuando me reflejas ó te reflejas en una canción, cuando me suena el teléfono y podemos amanecer hablando sin apenas darnos cuenta...esas horas que no duermo robándole tiempo al tiempo se transforman en vida.
Cuando tú duermes yo quedo de vigía. Cuando tú navegas, yo escribo. Cuando veo una imagen que nos ha gustado la contemplo tiempo hasta ponerle título. Cuando escucho algún tema en común te pienso..te siento..
Cuando me llamas estoy, porque soy de esas personas que casi siempre están.

Llego a éste renglón y me detengo porque en mi vida las pinceladas no suelen ser color de rosa, es una de esas gamas que apenas uso. Cuando llego a ésta linea es que se me emborronan los matices y mi techo se cae, cuando llego aquí algo me ha entristecido y ya..he de parar. Lo mejor es ponerme a hacer otra cosa, a clasificar cualquier tema pendiente ..porque en mi machacona cabeza siempre golpean las cosas que deseo olvidar.

Oigo tu voz. Escucho tu música. Me confundo con la radio y hasta me llamas desde ella con algún apodo cariñoso que suelo entender rápidamente. Sonrío, y al cabo del tiempo todo vuelve a estar en su sitio. Con un café en la mano, rodeada de libros, de música, de libretas...con mi osito escondido en alguna parte, en mi rincón soy felíz.
Mientras tomo mi café a sorbos pequeños sonrío, y me pregunto:

Cuántas personas no tienen a alguien ahí?
Cuántas personas desean hablar con alguien y no tienen con quien?
Cuándo al sentirme triste no tengo que decirte nada porque ya me estás acunando con una nana muy mía?
Cuándo alguien tiene la suerte de recibir un correo en el momento justo donde te recuerdan que te extrañan, que te quieren, que te echan de menos..?
Cuándo ya de madrugada amanezco pegada al otro lado de esa llamada de teléfono mientras alguien amigo me cuenta mil detalles desconocidos para mí...alegrando mi vida?

Cuando llego aquí, cuando me paro a pensar, tan solo llego a la conclusión de haber pasado otra de esas noches (una más de las mías) en las que me he visto envuelta de todo cariño, de algún desazón, de risas, de música, de correos, de fotos, de horas y horas de charla..de tí...

Gracias por estar siempre cerca, más en lo malo que en lo bueno (incluso) y..sin preguntar, tan sólo conmigo. Cuando alguien vuelva a preguntarme:
"qué haces" ?
Mi respuesta será: escuchar música, cantar, sonreir, llorar, tomar un café, escribir, charlar, olvidar, sentirme querida...VIVIR. Te parece poco?

Cuando hago tiempo...siempre estás tú cerca de mí.

domingo, 18 de abril de 2010

Pintándo-me..


Un ligero esbozo sin finalizar, múltiples líneas trazadas que se preparan para dar fín a mi obra. Pinceles, pinceladas, gamas de colores..no sé terminarme.
Si tuviera que definirme tal y como yo me veo sabría a la perfección, sabría distinguir mi silueta y estampar mi cuerpo contra tí en cualquier momento. Pero pintar, pintar-me..no es lo mío.
Tengo claro que me definiría de espalda, que me trazaría igual, pero al iniciar mi pintura no consigo más que de frente. Autorretratrarse tiene que ser una ardua tarea aún sabiendo de pinceles.Hábilmente coloco mi mano izquierda sobre mi cara..tendrías que imaginar mi expresión.
No me gustan los pies. Nunca me han gustado, ni los míos ni los de nadie. Intento esconderlos siempre. Para esquivarlos tengo que esconder uno trás de mí y dejar el otro sin finalizar, solamente trazadas algunas formas.No me alcanzo, mi mano no consigue llegar al pie aún extendiendo el pincel, borro varias veces y aprovecho un desconchón para mezclarme con él.
Estoy en una pared, como en el aire, muy cerca de una ventana y trás la puerta de entrada. Mi pelo largo y suelto cae por mi espalda, como suele estar habitualmente. Y..quiero volar.Cómo pinto mis alas?
Ayudada por varios folios superpuestos delimito y trazo unas más ligeras y otras con convicción, esas inmensas alas no muy proporcionadas a mí que me gustaría tener.
En esos malos momentos aunque no consiguiera moverme todo lo bien que quisiera, aunque no pudiera sonreirte con fuerza, aunque no pareciera llegar a tí, con mis alas sobrevolaría todo aquello que siempre está cerca ó lejos, lejos y cerca, y estaría revoloteándote...sin dolor.
Tú que puedes ayúdame. Traza, delinea, moldea, dibuja, estampa mis alas con fuerza, sin temblar, grandes y poderosas, que no se cansen. Tan solo espero que en mi huida no me ocurriera como a Icaro pero sí consiga evadirme por momentos de mí. Esas alas serán de un material incombustible, no de cera, plásmalas con algo que no se quemen, que no se caigan, que puedan asirme a tí en un momento dado.
La música suena, siempre suena, mientras espero tus pinceladas.
Quizá algún día llegue a ser esa hermosa mujer que imaginas, esa perfecta mujer alada que no entienda de decepciones, de dolor, de angustias, de soledad. Que tan solo sea una mujer alada, una im-perfecta mujer alada que hasta intenta pintándose..

viernes, 9 de abril de 2010

A tí..que ya es primavera


Un día más por un momento vienes a mi mente. Me cuesta demasiado no pensarte,  verme casi obligada a no hacerlo, mantenerme alejada sintonizando una melodía que me encadene a tí como un son.
Derrochando color, princesa de mis cuentos me regalas desaires que desentonan en mi entorno. Lúdica, impersonal, curiosa, detallista, inteligente, pasota, rápida, cordial sin cariños, lejana amiga..
Un ligero color en tus mejillas arrebata tu rostro fresco y primaveral, un olor que tu ropa me transmite, un saber con sabor a railes de trenes que pasan y no siempre se cruzan aún habiendo chocado en alguna estación. Con ese banderín de ser libre te alejas como el trén, siempre entrando de puntillas, siempre saliendo con ruido.
Por ser especial eres demasiado, por sentirte rara no te adaptas jamás, por tu lejanía estoy siempre a raya, por tu leve sonrisa que me invita a seguir...estoy aquí.
Nerviosa, muerdo mi labio inferior mientras sé que me escudriñas, mientras sé que estás aún sin estar. Mordisqueo mi vida a falta de tí y...
derramo carmín. Carmín que podrían ser gotas de sangre, angustias calladas, presión craneal..
Respirando primavera noto un palpitar inusual, latigazos ocultos que siempre estarán en mis entrañas. Como un leve recuerdo, como una sensación placentera que intento atrapar.
Por todo lo que has sido en mi vida, por lo que eres, porque sé que aunque te vás estás..
" A tí que te has colado en el coto privado de mi vida"...
para tí, mi amistad convertida en devoción.
Siempre cerca...con una partida que siempre me gusta mantener en tablas.