Tu princesa..y su cuento


No ocultes tu rostro trás tus manos, mamá. No esperes que al quitarlas nada haya cambiado, que esa niebla que a veces te acompaña desaparezca trás tu presión.
Odias ese espejo que te devuelve una imagen distorsionada, alegre por momentos, decaida en otros..
 desconocida siempre.Yo noto tu cambio pero te veo a tí, en cambio tú notas tu cambio pero no te reconoces.
No eres quien eras, quien tú puedes recordar. No eres la señora enérgica que se llevaba el mundo por delante, que siempre tenía ganas de ponerse a hacer más cosas, que siempre muy arreglada se miraba en el espejo ilusionada esbozando una sonrisa coqueta para ella misma. No eres..
"Vivir sin memoria no es vivir, no quiero vivir sin recordar"  me repites machaconamente mientras te miro sin apenas saber qué responder.
Llego a contestarte que nos ocurre a todos, que solemos tener muchos fallos, que se nos olvidan cada día más las cosas. Tú me respondes: A mí no se me olvidaban...y ese cuento es el que menos te gusta de todos.
Juegas con los tiempos verbales y no sé dónde situarme. Soy niña si me vés así, me hago adulta cuando tú quieres, me dejo en tus manos como una marioneta suspendida a tu ritmo.
Me haces ver que no te engaño, que tus fallos de memoria son quienes crees que te traicionan. Me sonríes con ese rictus de complicidad haciéndome ver que no es así, que no sabes lo que has comido, que cuando miras las estrellas no sabes si es de noche, que tu reloj se ha parado, que tu vida se ha muerto...que tan solo eres un montón de recuerdos de los que nos alimentamos.
Vienen, ván, saludan, sonríes no muy convencida y me preguntas quienes son. Con toda la dulzura de la que soy capaz, con toda mi paciencia te cuento cada cosa como si fuera mi cuento. Un cuento que te arranque una sonrisa nueva, una canción, una caricia que te has vuelto discreta a la hora de darme. Ahora esperas siempre mis miradas, mis besos, mis abrazos, mi presencia...y cada día me regateas más los tuyos como si me fueran a molestar.Te gritaría que me harías felíz si en eso te repitieras...pero me cuido mucho de no subirte la voz, algo que te altera tanto que tan solo te  hace llorar.
Tierna, sensible, coqueta, mujer, invisible, triste, sonriente, alegre....perdida...
Perdida en tu mar de recuerdos, en esos cuentos que cada día invento para tí porque no se me ocurre cómo hacerte un poco más felíz. Tu princesa se embala, te envuelve, no cesa de hablarte impidiendo que mientras tanto pienses y vá creando tu mundo y el suyo.
Vuelves a cubrir tu rostro con tus manos como si al hacerlo alguno de mis cuentos se te quedara grabado. Todos son nuevos....no los recuerdas. Me dices que me vaya, que se me hará tarde, que llegaré fuera de hora, que me esperan, que me divierta, que vaya a trabajar, que... Hace un momento era pequeña, solo tu niña pequeña, ahora por un momento soy mayor de nuevo, antes y después...ahora y mañana..ayer y hoy...
            Siempre tu princesa.

Hoy hace ya dos años de tu partida. Esa fecha que arrancaría del calendario sin pensarlo, con una impotencia y una rabia que desconocía en mí hasta ahora. Lo más curioso es que en mi vida siempre habrá un pasado, vivo mi presente, proyecto un futuro incierto...y siempre me doy cuenta que al hablar de tí ni pasas a ser pasado ni pasarás jamás. Vives conmigo mi día a día.
Mamá, tu princesa cada día cuando te piense te contará cuentos nuevos..esos que estés donde estés sé que me escucharás embelesada sonriéndome. Por algo, soy la princesa de tus cuentos..
Prometido!!

Comentarios

  1. ELLA, como tantos otros, sabe que siempre podrás contar con su presencia.

    Un beso y un abrazo muy grande para las dos.

    ResponderEliminar
  2. Un abrazo, todo lo suple el amor, nunca olvides esto.

    ResponderEliminar
  3. Que bonito. Te contaré algo, a mi padre, afectado de la misma enfermedad, he logrado la comunicación similar a la que describes, a través de cuentos. Cada vez que puedo lo paseo y relato cuentos pues se que disfruta con ellos.
    Siguele contando cuentos, que seguro alimentan su alma.
    Un abrazo. Jabo

    ResponderEliminar
  4. Bonito homenaje a tu madre, como te entiendo en todo lo que dices, yo estoy pasando todo lo que tu has pasado y jolin me emociono que duro es verla asi, hay día que le pido a Dios que se la lleve a su lado y no sufra más, porque si sufre en sus momentos de lucidez, bueno que te voy a contar que no sepas tu.
    Un beso para ti y otro para ella que te vera desde el cielo.

    ResponderEliminar
  5. Hay fechas que deberían de desaparecer del calendario, sin embargo ahí están para recordar que hay un antes y un después.
    Tu seguirás siempre siendo su princesa, adulta, niña, pero donde esté siempre te acompañará.
    Te acompaño en este día...y en todos, con todo mi cariño.

    Un abrazo mi querida amiga, y otro para el cielo.

    ResponderEliminar
  6. Cuanto te comprendo.... y que escrito mas emotivo has echo,no he podido evitar alguna lagrima leyendote,solo se me ocurre decirte, que ella no te olvidó, quiza lo que no sabia era contartelo, pero te sentia, un beso y animo.
    ISA

    ResponderEliminar
  7. Conmovedor, un texto lleno de sentimientos y es que una madre siempre es una princesa y la tuya seguro que se sentiría muy orgullosa de la huella que ha dejado aquí.
    Un beso

    ResponderEliminar
  8. WOW Q HERMOSAS REFLEXIONES
    ERES MUY HERMOSA QUERIDA^^
    DIOS TE BENDIGA Y CUIDE
    ECHALE MUCHAS GANAS
    ME ENCANTA LEERTE^^

    ResponderEliminar
  9. Siempre serás la princesa de sus cuentos...seguro. Precioso recuerdo...
    Bésix

    ResponderEliminar
  10. Como una madre no hay nada en el mundo... Y como el Alzheimer... ¡ni el mismísmo diablo! Pero tienes en tus manos la decisión de guardar los recuerdos bellos y tirar a la basura los momentos amargos... ¡Puedes vencer al matador de memorias y a la muerte! Pues dicen que nadie muere mientras viva en la memoria de los seres que le amaron... Y es evidente no sólo que tu madre está en tu memoria y en tu corazón, sino que además la quisiste con toda tu alma... Quédate pues con lo bueno y disfruta de ella en esos momentos en los que fuistéis felices, pues ¿quién no te asegura que realmente sigue a tu lado, aunque tú no la veas?

    Mi abuela materna padeción Alzheimer, y lo padecimos todos durante los veranos, en los que se venía a la sierra con nosotros... Es cierto que, muchas veces, te daban ganas de gritarla y de agitarla para que reaccionara... Pero, de inmediato, al menos a mí, me venía una cascada de lágrimas cuando la veía mirarme sin ni siquiera reconocerme... Ahora, sé que está conmigo, en mi corazón, cuidando de mí y tan sensata y andaluza como era ella... Y, sobre todo, sin sufrir... Y mis recuerdos hermosos a su lado han borrado todo el sufrimiento pasado con ella, sabiendo, además, que su paz es ahora infinita...

    ¡Uff! Desde el cielo nos ven las dos, estate segura... Y verán como te entrego la invitación que te traigo y que espero que aceptes: hay en mi blog un premio, cargado de cariño y de ilusión, esperando que vayas a recogerlo... Cómo no sé si podrás ir o cuándo, he pensado dejarte mejor el link de la entrada para que puedan encontrarlo fácilmente:

    http://almacorazonypluma.blogspot.com/2010/07/retomo-mi-vieja-costumbre-de-repartir.html

    Y mientras te espero, un beso, cargado de sueños y esperanzas, para ti y para esos dos ángeles que nos cuidan desde el cielo, y la más hermosa rosa blanca en señal del amor que las teníamos...

    ResponderEliminar
  11. Princesa que bonitos momentos le proporcionaste con tus cuentos. Mi suegra tiene alzheimer y no sem e había ocurrido que contarle un cuento pudiera ser un punto de conexión....Le contaré mis cuentos cuando vaya a visitarla...¡cuanto me alegra esta idea!

    Un besito

    ResponderEliminar
  12. Hola cielo ella siempre estara contigo no lo olvides
    un beso corazon

    ResponderEliminar
  13. Mi querida Princesa, no se puede agregar mucho más a esta carta todo amor, a este homenaje maravilloso que nunca dejará de serlo.
    Las partidas son muy dolorosas ¡si lo sabré! Pero la dulce nostalgia que nos queda de aquellos que amamos con el alma y que seguiremos amando aunque hayan partido, estará presente en nosotros en cada rayo de esperanza que surque nuestros amaneceres.

    Un beso gigante, mi dulce.

    ResponderEliminar
  14. Es precioso...

    Un gran abracito

    ResponderEliminar
  15. Mi pequeño Colibrí me acaba de demostrar que lo milagros existen y que yo soy tonta por montarme historias, adelantando un futuro que jamás podré saber cómo se desarrollará...

    Llorando vengo con una invitación de su parte para que recojaís, si así lo deseáis, cualquiera de sus modelos de Colibrí de Plata... ¡No se enfadó! Le gústó que su pajarillo ande volando por la bloggosfera sin barrera alguna que impida su vuelo...

    Así que, si lo deseas, pasa por la entrada:

    http://almacorazonypluma.blogspot.com/2010/07/demostrando-la-grandeza-de-un-corazon.html

    Y recoge el regalo que nos hace a todas un bello corazón alado...

    Besos emocionados y flores de la amistad...

    ResponderEliminar
  16. ¡Hermosas palabras amiga,suerte has tenido en tener una madre así( yo no tuve eso)recuerdala con amor niña,un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Es un precioso homenaje a tu madre, a ella seguro que le gustaría.

    ¡¡Qué triste es envejecer!!

    Un abrazo

    Pilar

    ResponderEliminar
  18. Muchos contrastes se pueden leer en tu prosa, el hombre es su recuerdos, dificil camino el que tuvo tu mama, mi bisabuela esta en las mismas, me removio las entrañas, que tu dolor se supere pronto.

    ResponderEliminar
  19. Recuerdos a mi mente y a mi corazón golpearon la puerta, pasado..., nostalgia... Gracias por tan bello escrito...
    Abrazos del alma

    ResponderEliminar
  20. Ya sabes que te comprendo...y ahora mucho más porque a la pérdida de mi padre uno desgraciadamente la pérdida de mi madre(siempre estará conmigo)hace tres meses y es el motivo de mi retirada del mundo del blog no me veo con fuerzas para continuar de momento y no sé si retomaré el camino. Ahora lo único que siento es un gran vacío interior que tiñe toda mi alma con tonos grises y negros y...duele, duele...Pero a pesar de todo más los quiero.
    Por eso perdona si no comento en tu blog, tampoco lo hago en ninguno...no puedo.Te mando energía positiva(si es que me queda alguna)
    Besos amiga.
    Francisco J. Gil

    PD:Nunca los podremos olvidar, sólo queda aprender a vivir sin sus presencias, hasta que Dios nos una a todos en espíritu.

    ResponderEliminar
  21. No se como he llegado aquí pero tengo que reconocer que es un texto que emociona...y no he leido entero.

    Saludos

    ResponderEliminar
  22. Me parece un gran homenaje dedicado a tu madre, lleno de cariño, amiga, y seguro que para tu madre, a pesar de todo, sigues siendo la princesa de tus cuentos.

    Todos llegaremos un día a esa vejez, algunos, sin memoria, ni pasado, ni recuerdos, otros, ni siquiera llegarán, la vida es un laberinto lleno de espinas, y pocas rosas.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  23. hola bello texto, bello blogg, te encontré en un blogg común, si te gusta la poesía te invito al mio,será un placer,es,
    http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
    muchas gracias, buen día, besos

    ResponderEliminar
  24. Sólo quiero decirte que yo tengo a mi mamá, que tiene 95 años y tus palabras me llegan al corazón porque puedo interpretar claramente tus sentimientos
    Un beso

    ResponderEliminar
  25. Querida princesa:
    He intentado contener las lágrimas desde el principio, porque sabía que ese relato no era presente, no podía ser presente... pero al final no he podido aguantar más y he dejado que cayeran todos los lagrimones retenidos, ya que me he puesto...
    Dicen que el tiempo todo lo cura;dejemos que pase con la esperanza de que el recuerdo sólo nos traiga sonrisas.
    Un abrazo muy fuerte y un besote muy grande.

    ResponderEliminar
  26. ¡¡Cuánto dolor e impotencia!!
    Cuánto cariño necesitan esas personas y cómo reflejas en tus palabras ese vivir día a día.
    Seguro que seguirá escuchando tus hermosos cuentos. Un beso y mucha fuerza.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares