viernes, 1 de febrero de 2013

Por ti...


Por tí que te pienso,
por tí que te sueño,
por tí que ya formas parte de mí.

Levanto mi copa mirando un futuro que no se qué me depara. Brindo en silencio porque se que me piensas tanto como yo. Te puede tu orgullo, ganó la cobardía...Yo no me rindo.
Con la mirada puesta en la lejanía, por el rostro más bien sombrío por mi estado de ánimo sin tí, por mis mejillas encendidas y mis ojos enrojecidos. Yo...no me rindo.

Porque se que mi música te recuerda nuestras horas felices. Porque sé que me buscas sin saber el porqué.Porque te sientes naufrago en un mar de sirenas. Por mi risa, por mi alegría, por la costumbre, porque la vida te ha mostrado que yo soy así. Como esa sirena varada que alguien lanzará al mar, por esos sueños rotos que siempre quedarán, por tu vida, por la mía...y por el qué dirán.

El mar disipó mis dudas, La brisa me ayudó. El aire llevó mis malos augurios, los pensamientos más sinceros me los he quedado yo. El sombrero ocupaba parte de mi vida pero al pensarte la despejé ya. Ahora me quedan ideas pendientes, ideales forjados solos...sin cocción.

Con la melena suelta, morena, delgada, triste sin demostrarlo y con mi mejor sonrisa levantaré de nuevo mi copa por ti...que has sido, que has estado, que no se qué te deparará el destino pero que la vida no debe traerte de nuevo hasta aquí.

Mírame de frente, puede que sea una de esas veces que me encuentres tan tranquila, tan hermosa, tan yo misma sin pensar en nada más.

Por ti que tanto te he pensado...
por ti que tanto te he soñado...
por ti que has formado parte de mí...

" La vida es tan corta y el oficio de vivir tan difícil, que cuando uno empieza a aprenderlo, ya hay que morirse." Joaquín Sabina.